martes, 10 de abril de 2012

Y a comer se dijo…

 Por: @jimenapl

Mi hijo lleva ya casi 4 meses de compota, papilla, sopita… descubriendo el mundo a través del gusto.
Yo vivo en EE.UU así que por acá nadita de granadilla, por ejemplo, poco jugo de fruta natural, el de manzana es el más común, pero se prefiere que sigan con su leche materna o de formula hasta el primer año y luego saltar a la leche de vaca. Así que él no ha tenido el placer de comer granadilla por ahora y otras frutas como la sandía pues solo se consiguen en el verano.
Aún así me siento muy afortunada pues mi pequeño guapo come muy bien. Empecé primero en sentarlo en su silla para comer mientras nosotros comíamos en familia con un juguete, de tal manera que se fuera familiarizando con su silla y con una rutina. Su primera experiencia fue con el cereal de arroz, le compré una marca muy común acá en EE.UU: Gerber, no le gustó nadita, nadita a pesar que se lo hice con leche materna, así que una amiga me dijo que probara con cereal de arroz pero orgánico y que diferencia!! fue todo un hit, luego el de avena, mucho mejor aún y cuando le agregué fruta como el banano ese fue el campeón.
Luego vinieron más frutas y verduras, una a una con 4 días de diferencia y siempre probando algo nuevo en horas de la mañana para ver si había alergia. Me recomendaron empezar por las de color verde pues son menos dulces..mmmm no me fue tan bien, realmente poco le gustó la arveja y la habichuela por ejemplo. Las de color amarillo y naranja, por lo dulce empezó a comer más. Acá venden una batata dulce, de color naranja – yam en inglés-, esa es mi base para todo, pues le encanta. A todo lo que preparo le echo un poco de yam. – con brócoli, coliflor, maíz, calabaza, zuchini, pollo, pavo en fin, lo que se me ocurra ahí va.
Creo que la clave ha sido jugarle, cantarle – le canto fábulas de Pombo, Canticuentos- y tenerle juguetes en su silla y tener paciencia, pues puede tomar hasta media hora para que coma. Ahora está en la edad de comer con sus dedos, así que le pongo pedazos de pan integral, queso o fruta para que el mismo vaya comiendo mientras yo le voy dando el plato fuerte.
El internet es una buena fuente de información y de recetas para bebés, pues uno a veces tiende a darle lo mismo siempre. Y en la variedad está el placer. Por ejemplo una receta que es muy sencilla de hacer es mezclar yogur para bebés, medio banano y un  cuarto o medio aguacate del más pequeño- , y es una delicia. Hasta pensé hacerlo para mí como merienda!!
Lo importante es seguir las pautas del pediatra – que varían de uno a otro-, probar todo a medida que vaya creciendo, y mirar si hay reacciones alérgicas, y por supuesto confiar en el instinto materno.

1 comentario:

  1. Excelente la variedad de comidas que le estás dando y TAN saludables, así se acostumbra a comer de todo y de grande va a tener una alimentación muy saludable, ojalá puedas darle granadilla, patilla u otras frutas pronto. Me gustó ese post especialmente porque me imaginé al niño comiendo con sus manos :)

    ResponderEliminar