miércoles, 28 de marzo de 2012

El tetero, otro de los grandes mitos

Por: @Morganadeleon

Antes que nada quiero aclarar que soy defensora del tetero como alimento COMPLEMENTARIO en la dieta de los niños que están aprendiendo a nutrirse, pero no como sustituto de comidas principales o como método de entretención para los pequeños.
Una vez aclarado, debo decir que enseñarle a un niño a comer no es tarea fácil, lo que a mí puede resultarme sumamente delicioso, para mi hijo es detestable. Por eso siempre hay que buscar la mejor manera de que aprenda a comer, pero que no sufra de desnutrición mientras lo hace.
Cuando era niña y, aún de adolescente, tomé tetero recién me despertaba, todos los días sin excepción. No tuve paladar hendido, problemas de lenguaje y es más, gozo de una sonrisa perfecta, sin caries y sin necesidad de aparatos de ortodoncia para lograrla. Tomar tetero hasta vieja no hizo que ninguno de los procesos normales del desarrollo y crecimiento se retrasara o me generara algún problema. Ya les cuento por qué.
Nunca me quedé dormida tomando el tetero, ni tuve la necesidad de estarlo chupando toda la noche para poder dormir. Tampoco lo usaban para que dejara de llorar o peor aún, me pusieron chupo pacificador. Lavaba mis dientes después de cada comida.
Siempre fui remilgada para comer y mi abuela y mi mamá, hallaron la mejor manera de ‘hacerme comer’ lo que no me gustaba. Con mi tetero cocinaban ‘coliceros’, zanahorias y otras verduras para que la ‘sustancia’ quedara en lo que yo con gusto, me tomaba. Pero no por eso dejaban de ofrecérmelas en las comidas principales. Además, nunca reemplazaron un almuerzo completo por un biberón lleno de tetero.
Ahora que soy mamá, me doy cuenta que muchas veces, cuando mi bebé se enferma, lo único que me recibe es el tetero, se lo toma con gusto, los disfruta y por detrás voy yo con mi intento de que coma de todo y sobre todo, que se nutra según las necesidades físicas para su edad. Tal vez si no tomara tetero, en esas enfermedades, bajaría drásticamente de peso, no tendría la súper talla y peso que tiene.
Mi estrategia es hacer a toda costa que goce de los beneficios de una alimentación balanceada y nutritiva, mi táctica va desde ofrecerle todo tipo de alimentos en un plato, licuárselos con un jugo de fruta, hasta cocinárselos en el tetero. Pero siempre teniendo en cuenta que no es sustituto, que no es herramienta para calmar llanto, a menos que sea un bebé pequeño y esté llorando de hambre, pero ya no es mi caso. Nunca dejo que tenga el biberón más tiempo del que debe, ni lo dejo dormido con él, pues crea cierta dependencia a la hora de dormir y puede llegar a ahogarlo.
En este tema nada está escrito, sólo la experiencia permite dar algún juicio de valor, sin llegar a juzgar a otras mamitas por hacerlo o no.

2 comentarios:

  1. Hola, creo lo mismo que tu sobe el tetero, Mariana lo toma desde que nació, fue mi gran aliado con sopas y coladas cuando aun no so tenia la cabeza y no sabia mascar ni comer con cuchara, era la única forma de que comiera algo diferente a la leche y las compotas, le hago avena, arroz con leche, bienestarina, crema de arroz, colada de maíz, 7 granos, nestum, milo, de todo! y ahí le hecho el sustagen y el omnifit que son los suplementos alimenticios que ella toma, cuando esta enfermita como hoy, es lo único que toma... el tete es mi gran aliado en la alimentación :)

    ResponderEliminar
  2. Hola mi nombre es susan tengo una niña de siete meses y desde luego desde que nacio le doy tetero es mi gran aliado a la hora de criar mis tres hijos le doy ala niña sopas licuadas le doy compotas le doy todo lo necesario para que este siempre sana.
    eso era todo lo que tenia para opinar.
    gracias por su atencion.

    ResponderEliminar