miércoles, 8 de octubre de 2014

Hola tú!

Por: Andrea.



Aún no existes, todavía estás “en planes” como dicen por ahí, pero tu papá y yo estamos muy ansiosos porque pronto las cosas se den.

Hace un año tuvimos la posibilidad, pero la vida nos dijo que aún no era el momento. Los doctores dijeron que era un “embarazo químico”. Los resultados eran positivos, pero en teoría nunca existió, nunca lo vi. Lo bueno, como decía el médico, era que por lo menos en mi caso, no era imposible un embarazo.

Desde ese momento decidimos que debíamos acomodar nuestras vidas, empezar a hacer las cosas bien y preparar todo para tu llegada. La vida siguió dando vueltas y ahora, tu papá y yo, estamos mucho mejor ubicados laboralmente. Casualmente yo trabajo para una cuenta en la que debo hablar todo el día de bebés y embarazos. He aprendido mucho.

Por ejemplo, me di cuenta que esto no es tan fácil como parece. Una mujer llega a contar con aproximadamente 400 óvulos para toda su vida y que sólo suelta uno, tal vez dos, cada mes. También aprendí que no todos los cuerpos están preparados para un embarazo. En mi caso, después de muchos exámenes, me di cuenta que tengo un “micro adenoma de hipófisis” En teoría, tengo un pequeño tumor benigno en la cabeza, que hace que los niveles de prolactina (hormona que hace que las mujeres lacten) se suba hasta las nubes y no me permita ovular. No ovulación, no embarazo. Pero ya con un tratamiento, un poquito costoso, he logrado dejar estables esos niveles y ahora sólo estamos esperando ver cómo resulta todo. Este primer proceso ha sido un poco “doloroso” pues desde que suspendí las pastas para planificar los cólicos han sido mortales y largos, pero sólo espero que pase pronto pues al final tendremos una bonita recompensa: tú.

Papá también se está cuidando y está muy pendiente de mí, del tratamiento, de los síntomas, hasta ha aprendido cómo funciona todo el ciclo de la mujer, cuáles son mis días fértiles y muchas otras cosas buenas para los dos incluyendo hasta la forma de alimentarnos.
Por ahora vamos en el segundo mes de intentos, y aunque el primero fue muy duro, pues la ansiedad me estaba enloqueciendo, poco a poco me voy relajando y dejando que todo fluya de manera relajada.

Espero muy pronto tenerte noticias y poder decir que ya estás aquí para compartir contigo este hermoso camino que viviremos en familia.

Te queremos y te esperamos con ansias.

1 comentario:

  1. Curiosamente, una semana después de publicar este post quedé embarazada. Ahora tengo 19 semanas y estoy esperando la ecografía del 24 de febrero para saber si es niño o niña.

    ResponderEliminar