martes, 22 de enero de 2013

Días caóticos de madres

Por: @punketa

Desde hace unos meses soy ama de casa, trabajo por horas en mi profesión y ante todo, soy madre prácticamente 7/24. Entre todas esas labores, yo destaco la de siempre, la que nos mueve el corazón, la mente a toda: la de ser madre.

Por esta época de fin y comienzo de año, donde no hay jornada estudiantil, he tenido que estar con Eric todo el tiempo salvo algunos días que ha estado con el papá (que la verdad no han sido muchos). Todo estos días estando con él han sido desde una maravilla hasta un caos completo.

Empezando mis días y como buen madrugador no me deja levantar tarde. Se sienta encima de mí, me da besos, insiste en que tengo que levantarme y yo con ganas de esos preciados 5 minuticos más. Todos  mis días despertar junto a ese hombresito hacen de mi la mujer más feliz del mundo.

Soy de esas madres que me llevo a mi hijo a todas partes porque considero que a pesar de las mil ocupaciones que uno tenga es importante pasar ese tiempo con ellos. El hecho de estar con mucho tiempo lo aprovecho para charlar con él, jugar o hasta regañarlo en caso tal. De igual forma todas esas actividades con él fortalecen nuestro lazo madre-hijo, ayuda a la confianza, al buen trato y definitivamente me ayudan a conocerlo.

Aunque pasar el tiempo con él es de lo mejor del mundo, muchas veces nuestros días no son los mejores para ir de compras o a hacer otras diligencias acompañadas. Hace unas semanas tuve que realizar muchas actividades incluyendo ir a varios bancos, comprar varias cosas que me tenían las manos ocupadas y tener a un niño tan inquieto como Eric no me ayudaba mucho durante ese tiempo. El estrés se viene llegar, el afán, un niño con ganas de que lo cargue y yo queriendo ya terminar mis obligaciones para poder dedicarle más tiempo en la calle.

 http://es.123rf.com

Puede ser muy caótica la situación y no es para menos porque un niño de casi 3 años puede correr y esconderse fácilmente. La mejor manera es sacarle provecho a la situación y tratar de mantener la calma (y eso que no soy muy experta en eso) porque desesperarse por controlar al niño, intentar hablar con alguna persona y llevar paquetes encima no ayuda a nada. Aquí lo importante es tener los 50 ojos que tenemos como madre encima del niño, si es necesario dejar a otra persona hablando sola o dejar la actividad en el momento; nuestros hijos son la prioridad.

La verdad le perdí pena a llamarle la atención a mi hijo en frente de muchas personas, o de salir corriendo detrás de él. Uno como madre prioriza la situación y así nos veamos muy graciosas llevando a nuestros hijos junto a varios paquetes y hablando por celular al tiempo, no importa porque ellos son expertos en portarse mal cuando más ocupadas estamos.

Como madre multitarea me siento orgullosa de poder compartir más tiempo al lado de mi hijo del que podía imaginarme. Ser ama de casa y madre al tiempo es de las labores más difíciles que he logrado hacer y admiro a aquellas que tienen más hijos y que deben realizar muchas más tareas del hogar. Al final de todo resultamos siendo unas grandes guerreras en medio de un día caótico.

2 comentarios:

  1. jajajajaja me siento identificadaaaaaaaaaaaaaaa... no te imaginas el viaje hoy en avión con juan y maletas encima.. ay dios! pero lo logramos!!

    ResponderEliminar
  2. ¿No les pasa que al chiqui le dan ganas de ir al baño justo en el momento más inoportuno? Pipe empieza con un bailecito raro que hace que hasta a mi me de por correr como loca buscando un baño.

    ResponderEliminar