lunes, 28 de enero de 2013

Primer día de colegio

Por: @cats_caliope


El primer día de colegio de Pellusa lo puedo resumir en la pregunta que me hizo mi prima Laura, el primer día de clases de éste 2013 cuando llevamos a mi sobrina Natalia y a mi hija Juliana, "¿Oye que será que a ellas no les gusta la casa?"
Y la pregunta es lógica porque mientras la mayoría de niños incluso los más grandes eran un mar de lágrimas y malas caras, esas dos muchachitas entran al colegio con una sonrisota, prácticamente corriendo y saltando, y ni siquiera una mirada atrás para buscar a las mamis; con el besito de despedida y la bendición en la puerta fue suficiente.
Y la escena fue exactamente igual el año pasado, en el primer primer día de colegio, yo esperaba poder consolarla, madre esperaba que la extrañara, pero NO, Pellusa ama el colegio, su profesora del año pasado no la  adoptó porque no pudo, fue hasta monitora a pesar que era la más pequeña de su salón y que la directora la veía muy vichecita para prejardín.
Y analizando éste panorama, me doy cuenta que algo debemos estar haciendo bien, porque Pellusa es una niña independiente, cariñosa, inteligente y a la que le encanta aprender, tanto que en vacaciones nunca dejó de recortar para mejorar su técnica.
Primer día de cole 2012
Primer día de cole 1013
Un consejo para las mamitas que andan buscando jardín infantil o preescolar para sus peques, no se dejen llevar por la necesidad de ponerlos en la institución más rimbombante de su ciudad, y de ser posible escojan un sitio cercano, en el que el peque no deba pasar un periodo de tiempo montado en  transporte, eso los estresa, y en muchos casos hace que no se sientan bien al ir al cole.
Otra cosa importante, disciplina, no busquen excusas, especialmente las mamitas que están en casa para que el chiquitín se quede en casa, es importantísimo que él tenga continuidad al asistir y por favor puntualidad, después se van a quejar que no se levanta, que nunca llega a tiempo, sino cultivamos en ellos la responsabilidad cuando chiquitos después será muy complejo.
No le hagan las tareas, así queden espantosas son hechas por ellos, se busca que mejoren cada vez más, pero no lo van a hacer si es mamita o papito quien hace las tareas, y no se engañen con la famosa frase: “es que yo le llevo la mano”, el espacio de las tareas debe ser divertido, pero se debe recordar que ellos deben aprender.
Saca tiempo de tu ocupada agenda, sino para hacer tareas al menos para revisarlas cuando llegues, que el pequeño vea que te interesan sus “asuntos importantes”. Y los fines de semana dedica un rato a que hagan tareas, ármate de paciencia y ten en cuenta que están aprendiendo. Cómprale juegos didácticos de letras y números, para aprender jugando.

2 comentarios:

  1. Creo que es algo similar. El primer día que Eric no se despidió de mi quede muy triste jajajajaaj. Hoy fue el primer día de este año y con ruta incluida, se subió muy tranquilo a la ruta y ni besito me dio. Así ya son ellos, más independientes, más relajados y nosotras más paranoicas :)

    ResponderEliminar
  2. Con Pipe tampoco hubo lágrimas, con un "chao mami" fue suficiente.
    Me dejó atrás con una sonrisa mientras le hablaba como una cotorra a la profesora que lo recibió. El resto es historia patria, este ya es el 3er año en su jardín y se jura el niño grande del lugar (a pesar de ser de los más peques de transición).
    Yo le escribo en la contraportada de los libros o de la agenda algún mensaje dándole ánimo en sus labores escolares (medio cursi el asunto, yo sé) pero a pesar de que todavía no lee como tal, el ver corazones y caritas felices con la letra de su mamá lo hacen sentir mejor en los momentos difíciles (me lo ha dicho la profe, no me lo inventé yo, lo juro).

    Su mensaje favorito es "Te amo", ese si lo "lee" con facilidad :D :D

    ResponderEliminar