jueves, 2 de mayo de 2013

¡La buena energía de mi hijo!

Por: @punketa

Hace unas semanas estamos pasando por momentos verdaderamente difíciles en esta casa. Algunas complicaciones con el papá de Eric y otras por falta de flujo económico. En fin, situaciones que en algún momento tenemos que vivir todas las familias, situaciones que a la hora de la verdad son pasajeras y que necesitan es mucha fuerza y coraje para sobrellevarlos.

Ya fuera del detalle de los problemas que tenemos actualmente me ha sorprendido la manera en que Eric ha venido sintiendo toda esta energía reflejada en nosotros (mi pareja y yo). Uno de estos problemas es relacionado con el papá de él; hemos tenido serias complicaciones para que el papa pueda visitarlo lo que ha desencadenado una serie de discusiones a través del teléfono, el mal genio, la mala energía que uno desprende. Por mi parte, intento no generar este tipo de situaciones en frente de Eric porque sé que puede ser perjudicial, pero sin querer queriendo mi mal genio o mi mal temperamento con el papá sigue ahí. Así ya haya pasado la discusión,  yo le sonría a mi hijo y haga 'como si nada pasara' sé que en mis ojos se nota el mal momento por el que estoy pasando.

Es horrible saber que mi hijo siente toda esa energía. El es un niño muy inteligente y analiza muchas cosas; ya con su lenguaje más desarrollado me deja sorprendida al preguntar algunas cosas cotidianas. Les cuento lo siguiente: un día tuve una discusión a través de chat con el papá de mi hijo, Eric ya estaba dormido pero igual yo me acosté con ese 'mal genio' en el momento. A la mañana siguiente Eric se despertó muy temprano y lo que hizo fue ir a mi cama, me dijo que me despertara y me sonrió de una manera muy linda, a su vez empezó a darme muchos besos y abrazos. Entre el sueño que aún tenía, el seguía dándome besos y abrazos. Fue algo increíble que no había hecho hasta ese momento: me enamoré más de mi hijo.

De seguro Eric, con su capacidad de captar esa energía, sintió que me sentía angustiada o que sencillamente no estaba bien de ánimo y fue en ese momento que supe que no quería verme triste, que me estaba mandando esa buena vibra para que no me sintiera más de esa manera. Les aseguro que con esa manera de despertarme me levante mucho más tranquila y hasta contenta.

Y aún después de esto Eric me sigue sorprendiendo porque ha resultado llamándome 'mamita', 'mi mamita', 'julita' (yo me llamo Julie), sabiendo que solo me decía 'mami' para referirse o llamarme. Tanta buena energía que me da mi hijo me hace sentir muy tranquila. Son momentos difíciles que de seguro pasarán rápido y no quiero que el se vea más afectado por todo esto. Aunque es inevitable que ellos pasen por algunas situaciones familiares si me sirve de lección para poder afrontar de nuevo algún problema con un poco mejor de ánimo y de tranquilidad para que él ni el resto de la gente se vea tan afectada por un sencillo estado de ánimo.

Definitivamente tener a mi hijo al lado es el mejor regalo de la vida. Agradezco a mi pareja por también estar aquí en estos momentos y ahora somos una gran familia.

9 comentarios:

  1. Eric es una belleza y como tu dices una bendición. Lo bueno de los problemas es eso: que nos sorprende con los actos de las personas cercanas a nosotros :D

    ResponderEliminar
  2. Ay carajo... Lágrimas ruedan por mis cachetes... Con Martín me pasa algo parecido. Siempre que he estado triste me sonríe, me hace ojitos o 'jeticas' que él sabe que las amo, me da besos y me dice - Mami, no estés triste... Julie, tu post refleja exactamente lo que estoy pasando con mi Tín. Besos para ti y para Eric.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue siendo increíble como nuestros chiquitines nos expresan tanto cariño y más increíble que mamitas como nosotras se sientan identificadas con una experiencia tan particular. Beso a Martín y a ti que han sido muy especiales

      Eliminar
  3. Nana es igual, amor puro, ella me mira como si quisiera decirme algo y me abraza muy fuerte cuando me siento mal. La semana pasada dio 6 pasos solita por primera vez, me emocioné demasiado porque contra el pronostico de la neuróloga Nana si puede moverse y caminar. En ese momento empecé a llorar de la emoción y la abracé, ella me miraba como diciéndome "mami no llores que estoy bien", me quitó los lentes y trato de limpiarme las lagrimas mientras me abrazaba. Ellos son chiquiticos (O nosotros los vemos así) pero su corazón es enorme. Ellos están en nuestra vida para cuidarnos y hacernos felices. Tienes un hijo hermoso mi Julie, los quiero montones. <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los quiero montones también. Pronto nos veremos.

      Eliminar
  4. Ni hay nada más gratificante que el abrazo de un hijo

    ResponderEliminar
  5. Wow Julie... me hiciste llorar!!! Es increíble cómo las situaciones pueden ser similares y cómo nuestros hijos toman las riendas del asunto y nos consuelan. Y así nos sintamos mal, porque ésa no debe ser su posición, también encontramos en esas sonrisas, en esos besos y abrazos la cura exacta para nuestros "males". Yo llevo unos meses muy baja de nota, con problemas familiares y una abrumadora soledad que me provocan jartera de todo y aunque trato de mantenerme positiva, hay momentos en que en realidad ya no puedo más y me derrumbo. Recuerdo un día en un baño tratando de cambiarle el pañal a Ale y no aguanté y me solté a llorar muy feo. No podía parar! Y Alejo se arrodilló, con los ojos aguados me tomó la cara con sus manitas y me dijo "mamá". Y nos miramos fijo. Lo abracé muy fuerte. Fue muy duro darme cuenta de que a sus dos añitos Ale siente todo y sabe de alguna manera lo que pasa. Desde ahí he tratado de aguantar y que él no me vea mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy, al parecer TODAS hemos pasado por lo mismo. Juan cuando me ha visto así también me coge la cara y me mira con una ternura infinita que me deja aliviada. :D

      Eliminar
  6. Creo que como todas terminé con el ojo aguado. Ellos son tremendamente perceptivos, y como humanas las mamis también dejamos ver nuestros sentimientos, a todos nos pasa. En mi caso Pellusa se me sube encima me coge la cara me dice tu eres mi mami de toda mi vida, me da muchos besitos, y abrazos. @cats_caliope

    ResponderEliminar