lunes, 24 de octubre de 2011

A las malas...

Por: @Morganadeleon

Muchas veces creo que un día llegarán a mi casa los encargados de Bienestar Familiar, para evitar el maltrato del cual es víctima Juan Martín…
Sus terribles gritos y berrinches a la hora de cepillarse los dientes, subir las escaleras después del jardín, quitarse el uniforme, irse a dormir; entre otras, revelan lo mala madre que soy.
No hago nada diferente que hacer cosas ‘a las malas’ con él. Pero por más que me duela hasta el alma, prefiero ganarme su odio por algunos minutos, pero tener la certeza de que estoy haciendo lo que se debe.

Me he ganado patadas, puños, rasguños y malas miradas por darle a Martín, a las malas, los jarabes que permitieron que se curara de esa interminable gripa; por llevarlo a urgencias y permitir que le saquen sangre, le pongan inyecciones y le hagan terapias respiratorias.
Mis vecinos murmuran porque ese niño llora mucho, porque la mamá debe pegarle y tratarlo muy mal. Pero sigo convencida que aunque muchos piensen que soy mala, cruel e injusta con el niño, estoy haciendo lo correcto.
Por fin entendí eso de “esto lo hago por tu bien”, esa frasecita que lograba sacarme el mal genio tiene todo de cierto. Las madres nos enfrentamos a situaciones que nos rompen el corazón, pero que sabemos que debemos enfrentarlas, sacar valor de dónde no hay y, a pesar de la mala onda de todo el mundo, hacer lo que está bien para ti como mamá y por encima de todo, para tu hijo.
Seguiré siendo despiadada y haciendo cosas a las malas, al final sé que Juan Martín me dará las gracias.

6 comentarios:

  1. Que bonito articulo, me pasa lo mismo cuando se que mi hijo Juandi tiene ke pasar por algo doloroso, como por ejemplo sus cirujias, me duele en el alma, pero se que es por su bien...el amor de una mama es tan grande!!! Que orgullo ser madre. Cindy villa

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa igual, yo odio que mi Mariana llore, quisiera complacerla en todo, y que me inyectaran a mi, tomarme el remedio por ella, no dejarla ir al colegio y mantenerla a mi lado todo el día para que no tenga que pasar por eso, pero todo eso es por su bien...y si toca darle el remedio a las malas, agarrarla para que la inyecten, y montarla en el transporte mientras da gritos y me mira con esos ojitos de "mama no me hagas esto por favor" se hace...se me parte el corazón, lloro junto con ella, me siento la peor mama del mundo, pero se hace, por ella, a las malas, algún me agradecerá haber hecho todo eso. Muy lindo tu post Nadya!!

    ResponderEliminar
  3. Todos tememos al bienestar familiar, juaaaa, es como la policía anti mamás

    ResponderEliminar
  4. Cindy, te invitamos a hacer parte de esta comunidad de mamitas que decidimos mostrarle al mundo nuestra felicidad por serlo. Eres siempre bienvenida.

    Carolina, dale unos añitos a Mariana para que empiece a agradecer todas esas cosas que hace tan a las malas.

    Tanger: Es sólo uno de los tantos retos que tenemos que asumir.

    ResponderEliminar
  5. Me encantó. QUE VIVAN LAS MALAS MADRES!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Todas somos malas madres!! que llamen al bienestar de una!!

    ResponderEliminar