martes, 31 de julio de 2012

Mi visión de la maternidad


Por @pilarsotomayor

Antes de empezar quiero que sepan que las respeto, que si se sienten atacadas les pido perdón. Que esta es mi ideal de crianza y no quiero imponerla.

Sí, el título abarca un tema general, la verdad es que no supe como llamarlo. 

¿Por qué?

La verdad es que metida en esto de las redes sociales voy conociendo sobre el método Estivill, sobre el colecho, la crianza con apego. No puedo decir que en mi familia somos ignorantes, al contrario, hay doctores, abogados, arquitectos, biólogos, entre distintos profesionales. Pero al menos en mi círculo íntimo siempre vimos lo de la crianza como "seguir el instinto materno" y que los doctores o especialistas se preocuparan de alguna enfermedad o que los bebés crecieran sanos y acordes a su edad. Para mí los términos "colecho" o "apego" los voy conociendo recién, el "método Estivill" que tanto crucifican sabía que existía (lo repudio) pero no sabía que tenía un nombre y los libros que tanto recomiendan jamás los he leído y jamás los leeré porque confío en mi madre, en mi abuela, en mi hermana, en mi pediatra. Ellas me ayudan y me aconsejan con respecto a mis hijas, sino son otras mamás. Creo que todas tenemos experiencias que compartir y que vamos aprendiendo con el paso de los años. Tampoco voy a tomar todos los consejos sino que lo que me parezca adecuado. A veces me da la idea que perdimos el rumbo acerca de la maternidad, no es criar niños perfectos para andar luciéndose y diciendo "miren, mi hijo se alimentó así, seguí esta guía y es el más maravilloso" sino niños saludables según nuestro parecer porque para todas las madres nuestros hijos son maravillosos.

Dije en un comentario de un post que mi madre me dejó dormir hasta muy grande en su cama y por lo mismo creo soy insegura al igual que mi hija mayor que aún duerme con su abuela. No estoy diciendo que el colecho sea el culpable de eso pero sí que a veces se crea una sobreprotección tal que el niño se acostumbra a estar bajo el ala de su madre y tiene problemas para enfrentar problemas sociales porque siempre dependió de sus padres para otras cosas. Pero eso no quita que dormir con los hijos sea genial.

Yo no practico "colecho", esos términos de especialistas los encuentro tan fríos y desapegados, yo duermo con mis hijas. Y no todo el tiempo lo hago y no porque tema que le pase algo sino porque tengo también una pareja que mantener y no descuidar y en la noche quiero dormir abrazada a él o hablar con él un rato (aunque hablemos casi a murmullos para que nuestra bebé no despierte). Pero sí nos ha pasado que mi hija de 9 años de repente tiene miedo a la oscuridad y ya, entra a la cama de los papás. O que la niña de casi 2 años despierta en la noche llorando (supongo con pesadillas) y ya, duerme con nosotros. No podría decirle "no, porque es un espacio íntimo para tus padres". Creo que hay momentos para todo, hay que saber cuándo es el momento de preocuparse de tu relación y de tus hijos, porque debes protegerlos cuando lloran, por algo estás ahí, por algo eres su padre o madre, tu deber al traer al mundo a esos pequeños es también cuidarlos, ayudarlos, educarlos, darles amor y confianza en ti y que siempre estarás cuando te necesitan. Si mis hijos lloran yo los pasaré a la cama, los abrazaré y seguramente nos dormiremos todos y despertaremos felices. 

Y no, no estoy siendo más mujer que mamá. La idea es ser mujer y mamá a la vez, que sea algo equilibrado, y no ser más una de las dos cosas.

Para terminar, he leído a muchas mujeres criticando a los doctores porque privilegian la lactancia de fórmula a la materna, porque prefieren cesárea a parto normal. ¿Han pensado que los mismos que critican son los que inventan estos términos de apego, colecho, entre otros? No es algo que una mamá dijo "vamos a definir esto así", un grupo de especialistas estuvo detrás del estudio que llevó a esa definición. Si hay que cambiar algo empiecen con exigir respeto en la atención pero no atacar a otras madres intentando cambiar la forma de pensar de ellas.

2 comentarios:

  1. La crianza es tan personal, tan intima y tan visceral que estoy de acuerdo con aquello de "seguir el instinto maternal" y siempre tratar de hacer lo mejor que uno pueda feliz y contenta.

    ResponderEliminar
  2. Así es Constanza. Gracias por tu comentario :)

    ResponderEliminar