lunes, 30 de julio de 2012

No siempre fue colecho


Por: @LinaCobain 

Desde que estaba embarazada mi mama me enseñó que Mariana debería dormir sola en su corral, y yo en mi cama, que así había hecho ella conmigo y con mi hermana y que todo había salido muy bien con nosotras, que los bebes no debían dormir con sus padres y punto. Hasta hace poco estuve convencida de que así debía ser y que eso era lo “correcto”.
Cuando la niña nació efectivamente dormía en su corral al ladito de mi cama, y yo como buena mama primípara me despertaba en la noche varias veces a tocarla para verificar que estuviera todo bien, si despertaba a comer no me acostaba con ella, me aterraba la idea de quedarme dormida y aplastarla, además compartía mi cama de soltera con su papa, así que en realidad no había espacio suficiente para todos. Mariana fue creciendo, empezó a dormir solita en una cuna grande, pocas veces despertaba a comer o a jugar y por aquello de que debía madrugar al trabajo la pasaba mi cama y la dejaba dormir conmigo para poder vigilarla. Empezó a dormir frecuentemente conmigo y no me pareció malo, por el contrario es bello despertar al lado de mi pequeña.
Un día, hace ya mas de un año, Marianita estaba enfermita y yo me pasé a su cuna para cuidarla, de repente sentí que se movía repetitivamente, una y otra vez, estaba convulsionando, lo que siguió no lo quiero recordar, fue el peor día de mi vida, a partir de ese día empezó el colecho.
Cuando Mariana regresó a casa luego de la hospitalización yo estaba (y aún estoy) traumatizada con eso de las convulsiones, yo no soy capaz de conciliar el sueño en otra cama lejos de ella y no darme cuenta si tiene una crisis convulsiva. Ahora tenemos una cama grande para las dos, duermo con ella todos los días, así me aseguro de estar ahí a su lado si me necesita, ella sabe que su mami esta ahí cuidándola, y así las dos dormimos tranquilas.
El psiquiatra infantil que ve a Mariana puso en el reporte de la consulta que había un caso de  “Colecho crónico”, con lo cual no estoy de acuerdo. Entiendo que ya la niña tiene mas de 4 años, que debería dormir sola y ser mas independiente, pero pónganse en mis zapatos, ustedes dormirían tranquilamente sabiendo que su hijo/a puede convulsionar en cualquier momento y que por estar durmiendo placida y profundamente no se dieron cuenta de la crisis, y que por eso algo grave pudo pasar?. Mi caso ya es otro rollo, Mariana debería dormir sola y yo lo sé, pero bajo estar circunstancias seguiremos durmiendo juntas hasta que se pueda.
Cuando los bebes están recién nacidos cada mama debe acomodarse a la situación como le parezca, dependiendo de sus posibilidades y de su entorno, cada familia es libre de decidir si se practica o no el colecho y para ello hay un mundo de posibilidades (Cojines, almohadas, sidecar beds etc). Creo de igual forma que un niño que duerme con sus padres con alguna frecuencia es por que necesita la seguridad y el cariño que solo su familia puede brindarle y eso no lo va a hacer menos independiente o incapaz, aún así no soy partidaria del colecho crónico que llaman, considero que un niño de más de 5-6 años debe dormir en su cama, los padres necesitan privacidad e intimidad y ellos independencia.
En los próximos días escribiré un nuevo post sobre ese tema con los aportes y opiniones de varios psicólogos y especialistas en el tema para que podamos sacar nuestras propias conclusiones.

1 comentario:

  1. Yo creo y práctico el colecho y estoy segura que Sara, un buen día va a querer su espacio, su cama y su cuarto. Entiendo prefectamente tu posición y creoq eu yo haría exactamente lo mismo.

    ResponderEliminar